Carro de la compra

Tu carrito está vacío :(

Continuar comprando

El Yoga y sus beneficios

En los tiempos que vivimos, encontrar tu espacio para frenar y respirar profundo es imprescindible. El yoga no sólamente es ejercicio físico, sino que también es un entreno para la mente y te enseña a prestar atención a tu cuerpo, sus necesidades y a mantener una mente más tranquila para poder obtener una profunda sensación de paz interior.


Es por esta razón que el yoga  cada día es más popular y ha dejado de ser una práctica sólo para los aficionados de las artes orientales.


Pero para resumir esta práctica, ¿Por dónde empezamos? Vamos a ver que tipos de yoga existen…


La palabra yoga significa literalmente unión. Esta unión se refiere por una banda a la unión con uno mismo y por la otra la unión del individuo con el cosmos.


Existen más de 24 estilos de yoga físicos, casi todos variantes del hatha yoga tradicional, pero no todos se enseñan en nuestro país, vamos a enumerar los más conocidos para que os vayais familiarizando con los nombres:


Hatha Yoga: Se trata de una práctica lenta y muy adecuada para principiantes porque mantiene las posturas el suficiente tiempo para saber los detalles de cada una.Esta práctica se focaliza en los asanas o posturas y en la respiración o pranayama. Apto para todas las edades. Es el yoga más tradicional. 


Yoga Kundalini: Éste yoga además de las posturas y la respiración introduce las técnicas de meditación y mantras, que son las sílabas, palabras o frases sagradas que se recitan durante la meditación. Esta práctica se basa en la repetición de una secuencia y la respiración para poner en movimiento la energía de los chacras, que son los centros de energía del cuerpo humano que rigen las funciones orgánicas, psíquicas y emotivas. Es una buena práctica para las personas que tengan mucho estrés.


Yoga Vinyasa: Este tipo de yoga quiere sincronizar las respiración y el movimiento  para crear una cierta fluidez. Es perfecto la fortalecer los músculos y aprender posturas nuevas.


Ashtanga Yoga: La sincronización de la respiración con los movimientos es la base de esta modalidad. Éste, junto con el vinyasa, son posiblemente los estilos más físicos del yoga. El esfuerzo físico de sus secuencias hace que el cuerpo se detoxifique y ayude a la circulación sanguínea y al fortalecimiento del tronco superior.


Yin Yoga: Es una de las variedades más lentas de yoga y pone especial énfasis en las articulaciones del cuerpo y en los tejidos más profundos de la piel. Además la meditación hace que ayude a combatir la ansiedad y el estrés además de incrementar la relajación. Este tipo de yoga también es ideal para principiantes y para todas las edades.


Yoga Restaurativo: Para los que quieren deshacerse de la tensión, ya que ayudará a la relajación muscular a través de estiramientos. Es muy beneficioso para personas en rehabilitación física y también muy útil para embarazadas.


Yoga Iyengar: Es un estilo de hatha yoga cuyo objetivo es buscar la perfección total de las posturas o asanas para lograr obtener el equilibrio total.


Yoga Bikram: En esta modalidad se repite una secuencia de asanas dentro de una habitación a 40 ºC. Además del beneficio del yoga, puede ayudar a la vasodilatación y eliminación de toxinas del cuerpo.


Anusara yoga: Conocido como yoga del corazón. Se centra en la alineación de la respiración, por lo que se practican una serie de cánticos y rituales, además de concentrarse en los movimientos espirales de los asanas.


Acroyoga: Se ha popularizado en los últimos años por las redes sociales, y se focaliza en el equilibrio y la concentración. Las posturas se deben practicar en pareja, por lo que se fomenta el trabajo en equipo.


Yoga Nidra: Es una práctica para lograr la relajación profunda de manera consciente. Se practica siguiendo la voz del profesor en savasana, estirado en el suelo boca arriba.


El yoga es un proceso de superación contínuo y necesita práctica y tiempo, por lo que no podemos pretender hacerlo perfecto desde el principio. Los tipos de yoga más lentos y pausados son ideales para principiantes y quien busca un método de relajación, mientras los más físicos, son ideales para las personas que quieran hacer ejercicio suave y mejorar la salud física.


Diferentes estudios afirman que practicar una rutina de yoga o una meditación diaria de 15 minutos tiene los mismos efectos rejuvenecedores, que un día de vacaciones


¿Y tú te apuntas al yoga y a sus beneficios?

 

Desde Semper queremos compartir nuestra experiencia desde hace unos meses con el Yin Yoga y os podemos asegurar de primera mano, que esta práctica nos está ayudando a mejorar nuestros dolores lumbares, articulaciones y bienestar. Para este año que ha empezado nos hemos propuesto hacer esta práctica al menos  2 veces por semana. A ver si lo logramos.  Namasté.



Comentarios (0)

Deja un comentario